jueves, 17 de noviembre de 2011

El cine y el aburrimiento

Existe una tendencia en la escritura cinematográfica o entre aquellos que escriben sobre cine, sobretodo a un presunto nivel vital-existencial, la idea de que las películas no pueden juzgarse por el nivel de aburrimiento que produzcan en el espectador. Es decir que no se puede afirmar que una película es mala si resulta aburrida.

Y yo desde aquí reivindico el derecho a juzgar una película por el nivel de entretenimiento que nos proporciona como espectador. El arte es subjetivo y la expresión de un artista que se arriesga a que los demás opinen sobre su obra, sobretodo desde el momento en que cobra una entrada y saca o pretende sacar partido de ello.

Hay también un grado de estupidez alarmante en muchos espectadores que buscando los que ellos llaman "cosas diferentes" porque se consideran hastiados de lo que consideran "cine comercia-convencionall" prefieren ir a ver ciertas películas que no pasan de ser las "pajas mentales" de determinados tarados sin vida personal.

Por ejemplo existen películas que se basan en largos planos fijos de paisajes o de nubes que desde el punto de vista del creador puedo llegar a entender: que levante la mano quién no ha hecho pruebas con una cámara de fotos o de video para experimentar. Pero lo que no entiendo es que un sector de público pague por ello. Es decir hay que ser infeliz para irse al cine a ver nubes. SAL A LA  CALLE ATONTADO/A y mira al cielo...que está lleno de nubes e incluso de estrellas.

7 comentarios:

redrum dijo...

OMG! Tengo la oportunidad de estrenar su blog!

Ante todo, welcome back!!! Le echábamos de menos.

Vuelve usted populista total, así que mejor no digo nada.

1 abrazo, crack!

Angel dijo...

Amigo redrum primero bienvenido.
Dejemos el populismo para los políticos que ahora lo están ejerciendo a última hora todos buscamos un reflejo en nuestras opiniones

MrMierdas dijo...

Qué falta hacía usted en estos momentos de crisis...!

Un saludo, y un abrazo siempre masculino!

Angel dijo...

Un placer verle por aquí Mr.
Un abrazo de oso macho

Mr. Lombreeze dijo...

Lo importante a la hora de juzgar una película es ser honesto con el tipo al que le estás emitiendo el juicio y dejarle muy claro cual es el criterio (o los criterios) que estás utilizando para juzgarla. Dicho esto, cualquier criterio es, para mí, respetable. Algunos me gustan más, otros menos.
Los problemas vienen cuando algunos creen que sus criterios son mejores que los de los otros.

Yo no creo que esto que dices sea populismo sino que estás dejando claro qué y cómo valoras tú una película.

Mr. Lombreeze dijo...

Yo creo saber a qué tipo de cine te refieres. Para mí es el cine equivalente al arte conceptual al que tanto asco le tengo. Ese arte que te obliga a interpretar lo que estás viendo exactamente igual que lo ha interpretado el autor. Y eso sólo pasa si eres un gafapasta y te has leído antes lo que ha querido decir el autor o si tienes chiripa y aciertas de puta casualidad.

David dijo...

No sé. Es que hay pelis que igual te aburren porque no tienes el día, o las ganas, o no sabes de qué van (y vale, no me refiero a las de plano fijo de paisaje o nubes). Esas pelis igual las vuelves a ver y..
a) Te aburren el doble y te das cuenta de que eran una mierda.
b) Te das cuenta de que no eran tan malas y tú no estabas en sintonía en aquel momento.
c) Rara vez me ha pasado que una que me aburriera terminara por parecerme una maravilla.
De entrada, si la peli me aburre, puede ser mala o buena, pero a mí me ha aburrido, y por lo tanto la voy a juzgar negativamente, claro.
Un saludo.