lunes, 10 de septiembre de 2012

Dredd


Esta es una de esas películas de la que no esperas nada. Sobretodo porque hace dos años que se empezó a rodar y parece que ha pasado por mil problemas de producción.

Y sin embargo empiezas a oír cosas buenas y te decides a verla. Y te descubres pasando un buen rato con una película que tiene mucho de serie B, que bien podría ser un western crepuscular.

Ya existió una adaptación del Juez Dredd interpretada por Silvester Stallone que resultó ser una basura entre otras cosas por el exceso de ego de la estrella que soportó poco llevar el casco que caracteriza al personaje.

En esta versión el protagonista no se quita para nada el casco poniendo al personaje por encima del actor.
La película es bastante violenta y no se suaviza con humor dado que el personaje no lo tiene. Así que no hay chistes fáciles ni personajes graciosillos y molestos para suavizar la trama y hacerla más accesible al gran publico.

Una sorpresa este Dredd que me temo que será bastante ignorada