jueves, 2 de enero de 2014

El Hobbit: la desolación de Smaug

Ya no vamos a discutir si Peter Jackson el megalómano ha alargado al infinito el libro de Tolkien, ni si eran necesarios 3 filmes de 3 horas para adaptarlo...es un debate que desde mi punto de vista ya tiene que estar olvidado.

Yo prefiero preguntarme si las películas cumplen su cometido y desde mi punto de vista si que lo hacen...al menos las dos estrenadas hasta ahora. Las películas son trepidantes, pasan en un suspiro y divierten. Jackson mantiene la coherencia con su forma de narrar que ya empleara en la trilogía de "El señor de los anillos" incluyendo algún abuso innecesario de lo digital y por otro lado apuesta por mostrarnos esa precuela a lo que sucederá después que da algún momento tan memorable como la aparición de Saurón ante Gandalf.

Se puede discutir alguna pelea filmada de manera algo confusa y otros detalles sobre la invención de personajes que no aportan nada...pero la película sigue siendo un derroche de fantasía, acción y humor...

Yo por mi parte estoy deseando ver la tercera parte y la lucha contra ese terrorífico dragón que en esta segunda parte es mostrado en todo su esplendor.