lunes, 23 de enero de 2012

Los descendientes



Muy bien tiene que ir este año 2012, para que esta película no acabe colándose entre lo mejor que he visto en este año. Afirmar esto en Enero es un poco arriesgado, pero las emociones que ha despertado en mi la película de Payne, tipo que no es santo de mi devoción o al menos me parece el gran genio que muchos me quieren hacer ver. No soporto su tan alabada “Entre copas” donde solo me rei con un chiste, aquel del coche estrellándose, no he visto “Election” y si que me gustó bastante “A propósito de Smitch”.

Seguramente lo que más destacaría de esta película es su poder de evocación, elemento que ya destacaba en “El arbol de la vida” de Terrence Malick. La evocación supone despertar aquellos mecanismos mentales que nos llevan a otro lugar, a otro país, a otro estado emocional, a un recuerdo o incluso a un sueño que nunca se ha cumplido pero que querríamos que lo hiciera.

Por encima de la situación concreta que la película nos cuenta, lo importante es sentir en que puntos emocionales coincides con los portagonistas, en darte cuenta que quizás la vida que crees que perfecta o imperfecta o demasiado cotidiana, no lo es en realidad y que cualquier situación, pequeña o grande puede llevarte a cambiar de pensamiento.

Algunos sabéis que en setiembre del año pasado pasado pasé por unos muy malos momentos de salud y que en cierta manera a nivel mental me dejó bastante tocado ya que en aquel momento me di cuenta (si ya se que son cosas que ya debería haber sabido) de lo vulnerable que soy (que somos todos en realidad) y que cuando entras en quirófano 3 veces en 7 días sin certezas no puedes evitar plantearte demasiadas cosas...incluso si despertarás y como va a afectar a los que se quedan...o sea que mi vida como la del protagonista de esta película no era como yo pensaba que era o ahora no pienso como pensaba antes de la situación.

No voy a hablar de Clooney, ni de la chica que hace el papel de su hija, ni de la maravillosa escena bajo el agua, ni de la poderosa banda sonora...eso ya lo han hecho muchos y algunos incluso muy bien. Yo me limito a invitaros a que veais “Los descendientes” y os dejéis llevar por ella...a algunos incluso os aburrirá, no lo niego, pero creo que a la mayoría os encantará.

Si cuando acabe este año, esta película no está en mi top 5 del año, será porque ha sido un gran año de cine...lo que no estaría mal tampoco ¿no?

8 comentarios:

MrMierdas dijo...

Ángel, no me jodas... Más problemas de burgueses... Venga va!
No sé tío, yo la voy a ver y ya te diré...

Saludos!

Angel dijo...

Amigo MrM, lo importante es la evocación...a los burgueses también se les muere gente, se ponen enfermos, les ponen los cuernos...cierto que con dinero las penas pueden ser menos, pero siguen siendo penas...aunque admito discrepancias sin duda

fiona dijo...

Yo fui a verla el sábado y no me disgustó, pero no la veo ni para Globo de oro ni para mejor del año.

1besico!

David dijo...

Pues la vi el sábado. Y a mí me aburrió. Y mucho. Tiene unos cuantos golpes, vale. Y hay cosas que están bien (como la escena del llanto en la piscina que comentas), pero... pienso que es un poco lo que comenta Mr.Mierdas más problemas de burgueses.
Joder! Si es que además los personajes están forrados...
De todas formas fui con tres amigos y a ellos les gustó. Pero esto va como todo. A mí Clooney me pareció que estaba bien porque era una ¿tragicomedia?... pero a uno de los que vino conmigo le pareció una actuación horrorosa (todo el rato poniendo caras).
A lo mejor lo de las operaciones te ha hecho ponerte en la película de un modo que no me ocurrió a mí... pero a mí se me hizo larga (esto puede sonar cruel; pero tenía ganas de que se muriera la mujer de una vez; en realidad tenía ganas de que se resolvieran las cosas y no se estiraran tanto; Madre de Dios lo que tardan en ponerse en contacto con el "amante").
En fin...Se deja ver, y ya ves que a ti (y a los que venían conmigo) les ha gustado, pero a mí no me convence.
Eso sí. Beau Bridges está genial...Y sólo sale un par de momentos...
No sé. Igual esperaba más..

Angel dijo...

Insisto en que no tiene nada que ver que un tipo esté forrado o no para no tener problemas...y entiendo también a los que se aburrieron con ella. A lo mejor en otro momento de mi vida me hubiera parecido peor.

David dijo...

Vale. Es cierto...Un tipo forrado puede tener problemas, que ya nos enseñó un culebrón que los ricos también lloran... pero es que hay ciertas películas en las que los problemas personales de los personajes aparecen... porque el resto de problemas "ya están cubiertos". Y ese tipo de películas siempre me fallan en algo. Y ahí incluiría a esta.
Yo me sumaba a lo de Mr.Mierdas, porque apunté algo parecido en la conversación con los amigos después de la peli. Y aunque a ellos les gustó mucho más que a mí, si coincidían en que "hawaianos" más bien no salen... y que con la familia, los primos y el "amante"...pues eso, vamos.
Si recuerdas, al principio habla de que Hawai no es el paraíso, y que hay la gente tiene cánceres y lo pasa mal igual que en el resto del mundo...
Pero los personajes que salen en la peli, y a pesar del mal trago que están pasando Clooney y sus hijas... son "muy-muy afortunados".
El padre puede ponerse a pensar en su vida y en qué hacer y en hasta decidir que no va a ganar millones...porque "no tiene otras preocupaciones"...
Hay una peli de Denys Arcand, "La edad de la ignorancia". El tipo tiene una crisis existencial... y al final se va a casa de su padre como a meditar o qué sé yo, que es una casa de la hostia en la playa...
Y a mí, me parece más "entretenido" cuando además de con la crisis personal de turno, el personaje tiene que lidiar con otras crisis (laborales, sociales, políticas, qué sé yo...)
Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

Yo encuentro Los Descendientes muy normalita. Si no la protagoniza George Cloney... esto no lo estrenan en cines ni de coña. A ver, la peli no está mal, pero de este cine norteamericano con patina de independiente que va de drama sin melodrama y de comedia cotidiana (y en la cotidianeidad hay tragedias, of course) hay muchos ejemplos cada año. Por ejemplo, yo creo que en 2012 desbanca a Los Descendientes en esta categoría la película que te voy a recomendar: "50/50". La temática es similar. Si quieres compararlas, me cuentas.

Mr. Lombreeze dijo...

Es una tragicomedia, y casi más comedia que drama, sí. Aunque yo no estoy de acuerdo con que sea una peli de problemillas de burgueses, no va de eso. Los sentimientos de la peli son universales, pero para mí le falta emotividad y le sobra el rollo ecologista.
Mi mujer la calificó de "soporífera" y calculó que había durado unas 17 horas.