lunes, 26 de marzo de 2012

Extraterrestre

Probablemente hace unos años me hubiera "flipado" más esta película. Con 18 años y queriendo hacer una película este tipo de cine era el que me hubiera gustado hacer. Es decir, cine de bajo presupuesto, pocos actores y localizaciones y tratando un tema "más grande" que la simple realidad.

Vigalondo, un tipo que con la más que correcta "Los cronocrímenes" sorprendió en su momento (aunque no era la genialidad que algunos insistieron en vendernos), ha realizado una cinta con un punto surrealista muy interesante y con una frescura que a veces resulta difícil de encontrar.

Con maestría crea tensiones y dudas en el espectador, hasta que más o menos va resolviéndolas de forma algo insatisfactorias en algunos casos,  que es donde la cinta pierde su fuerza y tiene sus mayores baches. También pierde interés la película con cada aparición de un tipo llamado MIguel Noguera, al que muchos encumbran como maestro del humor absurdo y a mi simplemente me parece que hace imbecilidades, no digo que el tipo lo sea, solo que lo hace continuamente y en mi al menos no produce ni la sonrisa más piadosa.

El único problema que le veo a Vigalondo es que él mismo se ha creado un personaje, alabado por muchos amigos en crítica y compañeros de profesión que le rien continuamente las gracias y que le hacen crecer un ego ya de por si desmesurado que le puede hacerse generar antipatías o demasiadas expectativas en el gran público. Y no debería olvidarse el amigo que los compañeros de trabajo y la crítica no pagan las entradas.

Así pues una película simpática, bien llevada e interpretada con gracia por un elenco ajustadísimo que te puede hacer pasar una tarde entretenida que seguramente hubiera sido mejor como un cortometraje, pero que tambien se agradece propuestas de este tipo en nuestro cine