viernes, 1 de febrero de 2013

El lado bueno de las cosas

Esta es una de esas películas en la que muchos solo se fijarán y despreciarán por el buen rollo que transmite y sin embargo no se fijarán en muchas de las dobleces que la historia tiene. En lo enfermizo de los personajes y no precisamente en los más obvios, es decir la pareja protagonista o en su humor negrísimo.
.
La película es una maravilla y para mi ya entra en las favoritas de este 2013 que hace poco que ha empezado.

La historia de dos desequilibrados maravillosos interpretados por un soberbio Bradley Cooper y una increíble Jennifer Lawrence que destilan química en cada uno de sus encuentros. Ver especialmente las escenas donde corren juntos o la conversación en la cafetería.

Los secundarios quedan en un segundo plano ante lo arrollador de los protagonistas pero no resulta molesto y la mayoría tiene su momento de lucimiento como el gran Robert de Niro interpretando ese padre obsesionado con las apuestas seguramente como modo de no ver la realidad que le rodea e incapaz de transmitir nada a su hijo, mientras que el personaje de la madre intenta pelear por su familia, por hacerla feliz, por mantenerla unida y moviendo más hilos de los que a simple vista pueda parecer..

Yo sinceramente me quedé fascinado ante estos locos maravillosos porque en el fondo quién puede decir que nosotros estamos cuerdos?.

Por último destacar el ritmo magnífico que el director le imprime a la cinta que parecía haber perdido desde que rodó la sublime "tres reyes".

7 comentarios:

David dijo...

Vale. No me pasó lo mismo. Sí, los actores están bien... Y tiene algo de lo que dices.... Y sí, ¿quién puede decir que nosotros estamos cuerdos?
Peeeeeeeeero...

a mí me pareció al final una comedia romántica totalmente convencional y previsible, que no me gustó mucho...
Iba sabiendo todo lo que iba a pasar, antes de que pasara (la carta la escribió ella, por eso está a máquina; al baile irá la ex; ella se irá malinterpretando algo y él la seguirá)... Y como me dijo otro que viene por aquí..."si al menos fuera comedia"... Me parece que tiene un buen arranque pero enseguida se pierde...Es más, pensaba hacer una entrada sobre ella recomendando más bien ver cosas como Tres Reyes, Winter's Bone, Ed Wood...cosas de la gente que había trabajado en la peli...que pueden ser buenos, pero que en este caso.
Pero bueno, ya sabes... no siempre llueve a gusto de todos, y a veces ni siquiera llueve ;-)
Un abrazo.

David dijo...

De todas formas, a una amiga mía le encantó, así que... va para gustos.

Mr. Lombreeze dijo...

Me parece una película estúpida llena de gente estúpida.
Los secundarios son un grupete de clichés raciales con muy poca gracia.
No me echa para atrás su buenrollismo sino todo lo contrario: el pretendido y no conseguido sabor agridulce.
Y luego es que... lo del concurso de baile... ¡es demasiado!.
¿Para qué sirve el personaje de Chris Tucker?.
¿Destilan química?, pero si él podría ser su padre, le saca 20 años. No veo romanticismo por ninguna parte.
El arranque promete pero se malogra demasiado rápido. He visto toneladas de películas de este palo. Casi todas eran mejores.
En lo que sí coincido contigo es que "Tres Reyes" es una joya

León dijo...

A mi me ha gustado, no es la octava maravilla, pero esta bien. Y aunque se salga de la sala con buena sensación por el final feliz, al reflexionar un poco sobre ella, se le ven las costuras y pierde mucho respecto a la estupenda primera hora. Si te apetece pásate por la entrada que le acabamos de dedicar:
http://lagatacongafas.blogspot.com.es/2013/01/los-forros-plateados-del-libro-de.html
Saludos

Ramón dijo...

Una película que viene bien para estos tiempo que corren, con un toque de optimismo que esconda el pesimismo generalizado por medio de estos locos maravillosos como dice amigo Ángel, y es que estoy contigo e secundar la pregunta ¿quién puede afirmar estar cuerdo?

No me gustó tanto como a usted (ya lo sabe) pero si me subió el ánimo. Y si, el reparto está estupendo.

Saludos !!

Tarquin Winot dijo...

Me arrastró la bella señora Winot y, por consiguiente entre forzado, sin ganas y, sinceramente, predispuesto en su contra.. Tal vez haya sido por eso que saliera encantado de la película (tal vez no tanto como tú, pero bastante). Me lo creí todo, personajes, situaciones y relaciones. Es previsible, indudablemente, pero, ya sabemos que la originalidad no tiene porque ir reñida, ni de la mano, de la calidad.

Angel dijo...

La verdad es que no viene mal una dosis de optimismo hoy en día.
Sobre la previsibilidad de las películas es algo discutible y no por eso pueden dejar de ser buenas. Miremos por ejemplo "Argo" que cumple a rajatabla con los mecanismos de su género